RACE FACE DEFINITIVAMENTE CIERRA SUS PUERTAS!

Esto sin duda va a marcar un antes y un después en el mundo del as bicicletas. Una de mis marcas favoritas en componentes y ropa (RACE FACE), ha dejado de existir. Lo que comencé a leer como rumores en Internet desde el 11 de Marzo pasado, hoy se ha oficializado.
Los detalles iran apareciendo con el tiempo, pero yo creo que claramente fue un problema de administración, y los tipicos que salen robando millones y millones de dolares.

A continuación les voy a dejar un completo articulo realizado por los amigos de Lightbike-Magazine.es, donde podrán recordar varios momentos de esta magnifica compañía….

El viernes, 11 de marzo 2011 fue un día triste para la industria de la bicicleta: Race Face cerró sus puertas.

Los rumores.

Los detalles sobre exactamente lo que pasó o por qué, no son claros en este punto, pero los fundamentos son bastante sencillos. Race Face había sido intervenida (un proceso donde una empresa está en dificultades financieras con sus acreedores, y el control de sus activos y / o las operaciones se ponen en manos de un tercero cuyo trabajo consiste en reparar el desorden financiero).

El receptor decidió cerrar el negocio y despedir a casi toda la plantilla. Por la información que se ha podido recopilar es que la noticia salió al personal el jueves y el “anuncio” se hizo público el viernes. Se han oído los primeros rumores en Facebook, en una actualización del estado de alguien en la industria de la bicicleta. No había nada de Race Face en su página web, pero la palabra comenzó a propagarse a través de internet durante ese día.

Lo más oficial que pude encontrar fue un anuncio de John Pentecost, el gerente de comunicaciones de marketing para la protección y componentes y gerente de producto para la protección. John se unió a Race Face en agosto de 2010, después de haber sido director de marketing en una empresa anterior, Julian Coffey, fue a Pinkbike donde se publicó una primera noticia.

John publicó algo en los foros Ridemonkey el viernes por la tarde en respuesta a un hilo preguntando sobre el futuro de Race Face . Sus comentarios fueron muy claros: “nos han dicho que la compañía va a ser liquidada, y el 90% de nosotros estará desempleado la próxima semana. Van a ayudar a algunas personas en la liquidación. ”

Se dice que algunas personas – muy pocas personas – sabían que había una buena probabilidad de que esto fuera a pasar, pero la mayoría del personal no tenía ni idea. La empresa  aún hizo la contratación de personas hasta hace unas semanas.

Una marca que evolucionaba.

Es un capítulo lamentable en la historia de una marca que ha sido parte de la escena en bicicleta de montaña durante casi dos décadas. Race Face comenzó originalmente como una marca Rocky Mountain (marca de bicicletas), pero se separó a principios de 1990 con su propia línea de manillares, tijas, bielas y platos.

Durante las siguientes dos décadas, Race Face empujó duro para convertirse en el principal fabricante de componentes de recambio y, en muchos aspectos, la compañía tuvo éxito. Piezas de x-country, descenso y actualmente de all mountain y carretera, Race Face se extendió en el mundo del ciclismo. Ellos fueron los componentes de elección para los ciclistas más exigentes que no tenían miedo de pagar por la calidad. Hubo algunas excepciones con algunas roturas, pero en su mayor parte, los  componentes Race Face eran fiables, duraderos y estéticamente atractivos.

La marca creció de forma bastante estable entre los 90 y mediados o finales de la década de 2000, gracias en parte a que Race Face obtuvo una tajada del mercado de fabricantes de OEM y el aumento de las ofertas para el floreciente mercado de all-mountain. Race Face también se expandió al adquirir la ropa de protección Roach en 2005, y comenzó a girar a cabo el equipo de protección bajo la etiqueta Roach / Race Face. Muchos corredores de alto nivel estaban en el equipo de Race Face, entre ellos Paul Basagotia, Darren Berrecloth y Simmons Wade, por nombrar algunos. Todo iba bien para la empresa, pero al parecer hubo algunos problemas bastante importantes detrás de las escenas. Y todo se vino al suelo la semana pasada.

Un porqué.

¿Por qué la compañía entró en suspensión de pagos? Está abierta a la especulación en este momento, pero son varias las cosas que podrían haber desempeñado este papel, incluyendo: el alto costo de fabricación de componentes en Canadá en comparación con Asia, el efecto global de la recesión en el negocio de bicicletas (la gente compra los artículos de lujo cuando la economía está fuerte), el costo de patrocinios atletas para los corredores de alto perfil, los problemas de gestión operativa o flujo de caja, el dólar canadiense frente al dólar de los EE.UU. e incluso perder una gran parte de su negocio de OEM con Giant reducido drásticamente de Race Face partes a favor de su propia marca y las piezas de Shimano. ¿Quién sabe?  tal vez fue un poco de todo.

¿Qué pasará después? Aún está por verse, pero si la liquidación sigue adelante, el receptor probablemente venderá la mayor cantidad de Race Face activos como sea posible para recuperar el dinero y pagar la deuda de la compañía. Eso puede incluir la maquinaria CNC utiliza para hacer bielas, los tallos y platos, inventario de productos, los bienes inmuebles de la empresa es propietaria y cualesquiera otros activos que pueden ser convertidos en efectivo. El receptor tiene probablemente una idea de cuándo y cómo eso va a pasar, pero lo más probable es que pasará junto a la ciclista de montaña media. Las tiendas locales moto no se inundará con piezas baratas de Race Face. El síndico se quiere una venta rápida, lo que podría significar una subasta para grandes grupos de artículos o incluso todo el inventario a alguien como un minorista en línea.

El receptor teóricamente podría vender el negocio entero, incluyendo el inventario, pero eso es un poco un tiro largo. El comprador es probable que tenga que hacerse cargo de Race Face de la deuda, y que sería poco atractivo para la mayoría de las empresas en el estado actual de la economía y las empresas de bicicletas. La única excepción a esta regla sería una compañía que se vio en el valor de Race Face y crea que pueda reestructurar el negocio de tal manera que se haga rentable. Eso significa tomar todas los componentes ya fabricados en alta mar, recortando sobre el patrocinio, dejando caer las líneas o grupos enteros de productos que no eran rentables y más eficientes las operaciones drásticamente.

Historias parecidas.

Y eso es una reminiscencia de otro fabricante de componentes: Syncros.

Syncros se declaró en quiebra en 1999 y se compró un par de años más tarde por la empresa  de GT Bicycles, Pacific Cycles. Se languideció durante muchos años, perdió mucho prestigio, y se convirtió en una marca de la casa para GT. Syncros fue comprado finalmente por Ritchey , la compañía que comenzó en el mundo de las bicicletas de montaña por el pionero  Tom Ritchey, quien vio la oportunidad de hacer todas las piezas adaptadas al x-country freeride como una marca consolidada en lugar de tratar de vender la idea de ser una empresa especializada en partes ligeras de XC y además sin obviar este concepto, haciendo  dichas piezas ultra-resistentes. Hoy día Syncros está de vuelta otra vez como una empresa de componentes independientes, pero la marca ha perdido mucho del prestigio que alguna vez tuvo.

No sorprendería ver que algo similar pudiese suceder con Race Face, pero nunca se sabe.

Unicamente queda desear buena suerte a todo el equipo técnico de Race Face…

Fuente: nsmb.com

 

Jorge Guerra

Ingeniero Informático, amante de los juegos de id Software (Wolfenstein, DOOM y Quake), y un incansable Administrador de Lag.cl. Mi medio de transporte a diario es en mi inseparable bicicleta. Mi oficina esta ubicada en los cerros de la pre-cordillera, y comienzo el día de jardinero. El fin de semana comparto mi pasión por el Mountainbike con mi amigos, y cuando se puede un buen Trekking con Virginia y nuestros hijos de 4 patas. Soy un amante de los animales, y un defensor de nuestro planeta tierra.

Deja tu Comentario